Alcoholismo

¿QUÉ ES EL ALCOHOL?


El alcohol es una droga.
Está clasificado como depresivo, lo que significa que disminuye las funciones vitales, lo que resulta en lenguaje mal articulado, inestabilidad de movimiento, percepciones alteradas e incapacidad para reaccionar con rapidez, el alcohol se comprende mejor si se ve como una droga que reduce la capacidad de la persona para pensar en forma racional y distorsiona su capacidad de juicio.

Una sobredosis de alcohol provoca efectos depresivos mucho más severos (incapacidad para sentir dolor, intoxicación que obliga al organismo a vomitar el veneno, y finalmente inconsciencia o peor aún, coma o muerte provocada por una grave sobredosis tóxica). Estas reacciones dependen de la cantidad de alcohol que se consuma y de la rapidez con que se consuma.

TOMAR Y CONDUCIR


El riesgo de que un conductor que se encuentra bajo los efectos del alcohol muera en un accidente automovilístico, es al menos onces veces mayor que el riesgo de los conductores que no tienen alcohol en su organismo.

Para la mayoría de la gente, estas son sólo estadísticas, espantosas quizás, pero sólo estadísticas. Pero para las familias y los amigos de quienes murieron como resultado de que un adolescente tomara alcohol y condujera, cada cifra representa una pérdida trágica.

El alcohol es uno de los tres factores principales de causas de muerte entre los jóvenes de 15 a 24 años: accidentes, homicidios y suicidios.

JÓVENES O ADULTOS. ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?


Una persona joven no tolera el alcohol de la misma forma en que puede hacerlo un adulto.

La bebida es más dañina para los adolescentes que para los adultos, ya que durante la adolescencia y la juventud, el cerebro aún se encuentra en desarrollo. El tomar durante este período crítico de crecimiento puede causar un daño permanente en la función cerebral, principalmente en lo relacionado con la memoria, las habilidades motoras (habilidades para moverse) y la coordinación.

De acuerdo con una investigación, los jóvenes que empezaron a beber antes de los 15 años tienen cuatro veces más posibilidades de desarrollar una dependencia al alcohol que aquellos que comenzaron a beber a los 21 años.

¿QUÉ ES UNA BORRACHERA?


Una borrachera es la práctica de consumir grandes cantidades de alcohol en un momento dado, habitualmente se define como consumir cinco o más bebidas en el caso de un hombre, o cuatro o más bebidas simultáneamente en el caso de una mujer.

¿QUÉ ES EL ALCOHOLISMO O LA DEPENDENCIA DEL ALCOHOL?


La dependencia del alcohol (alcoholismo), consta de cuatro síntomas:

Ansiedad: una fuerte necesidad o compulsión de beber.

Pérdida de control: la incapacidad propia para limitar el consumo del alcohol en cualquier situación.

Dependencia física: síntomas de abstinencia como náuseas, sudores, temblores y ansiedad, se presentan cuando se interrumpe el consumo de alcohol después de un período en que se bebió en exceso. Una dependencia grave puede llevar a la persona a presentar síntomas de abstinencia que ponen en peligro su vida, entre los cuales se encuentran las convulsiones, que empiezan entre ocho y doce horas después de la última bebida. El Delirium tremens comienza de tres a cuatro días después cuando la persona presenta una agitación extrema, tiembla, alucina y pierde contacto con la realidad.

Tolerancia: La necesidad de beber grandes cantidades de alcohol para sentirse bien. Alguien que bebe cada vez más, a menudo dirá que puede dejar de hacerlo en cualquier momento que lo decida; sólo que nunca “decide” hacerlo. El alcoholismo no es un destino, sino un trayecto, un largo camino de deterioro durante el cual la vida se vuelve cada vez más difícil.

EFECTOS A CORTO PLAZO


Dependiendo de la cantidad que se ingiera, y de la condición física del individuo, el alcohol puede causar: habla confusa, somnolencia, vómitos, diarrea, molestias estomacales, dolores de cabeza, dificultades respiratorias, distorsiones visuales y auditivas, capacidad de juicio deteriorado, disminuye la percepción y la coordinación, pérdida del conocimiento, anemia (pérdida de glóbulos rojos), coma y periodos de inconsciencia (pérdida de memoria durante la cual el bebedor no puede recordar lo que ocurre mientras está bajo la influencia del alcohol)

EFECTOS A LARGO PLAZO


Lesiones no intencionales como choques automovilísticos, caídas, quemaduras y ahogamiento, lesiones intencionales como heridas por arma de fuego, agresiones sexuales y violencia doméstica, incremento de las lesiones en el trabajo y disminución de la productividad, incremento en los problemas familiares, así como ruptura de relaciones, intoxicación por alcohol, alta presión arterial, derrame cerebral, y otras enfermedades relacionadas con el corazón, enfermedades hepáticas, daños a los nervios, problemas de tipo sexual, daños cerebrales permanentes, deficiencia de vitamina B1, la cual puede llevar a un trastorno que se caracteriza por amnesia, apatía y desorientación, ulceras, gastritis (inflamación de las paredes del estómago), desnutrición, cáncer de boca y garganta


El alcohol mata a más adolescentes que todas las otras drogas combinadas. LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

El 40% de los crímenes violentos ocurren estando bajo los efectos del alcohol. NO FORMES PARTE DE ELLOS

Monterrey ocupa el primer lugar a nivel nacional de consumo de alcohol entre jóvenes y, en consecuencia, es la causa principal de muerte en accidentes de tránsito por conducir en estado de ebriedad. EL ALCOHOL Y EL VOLANTE NO SE MEZCLAN

Por lo menos un hogar se viste de luto cada fin de semana por muertes relacionadas con el alcohol en Monterrey, NO PERMITAS QUE SEA TU HOGAR


CENTROS DE APOYO


TECNOLOGICO DE MONTERREY

CAT, Edificio Centrales, Oficina DC-201
Asesoría y Consejería: Aulas III, 3.er piso, Oficina 305

CENTRAL MEXICANA DE SERVICIOS GENERALES DE ALCOHÓLICOS

ANÓNIMOS A. C.
8340-4109 y 83404110


REFERENCIAS.

www.vidasindrogas.org
www.noaladroga.es