desorden alimenticio
Los trastornos alimenticios se presentan cuando una persona no recibe la ingesta calórica necesaria para que su cuerpo funcione adecuadamente.

¿POR QUÉ SE DESARROLLAN?



  • Por condiciones complejas resultado de la combinación de factores biológicos, genéticos, emocionales, psicológicos y sociales
  • Por sentimientos de depresión, ansiedad, soledad, baja autoestima, problemas familiares y/o personales
  • Por influencia de las presiones sociales, normas culturales y de los medios de comunicación.
  • Como consecuencia de una imagen corporal distorsionada y una idea errónea de la delgadez como sinónimo de belleza y salud.


TRANSTORNOS MÁS COMUNES


Anorexia

La prevalencia de la anorexia entre la población general varía de 0.5% a 1.5%, mientras que la bulimia alcanza un 3%. Las adolescentes son la población más vulnerable a esta enfermedad. La anorexia se caracteriza por una reducción considerable en la ingesta de alimentos recomendada para un individuo con relación a su edad, estatura y necesidades vitales.

Esta disminución no responde a una falta de apetito, sino a una resistencia a comer. Es motivada, generalmente, por la preocupación excesiva por no subir de peso o por reducirlo.

Algunos de los síntomas son:

Miedo intenso a engordar, que no disminuye con la pérdida de peso.

Alteración de la silueta corporal: se exagera su importancia en la autoevaluación y se niegan los peligros que provoca la disminución de peso.

Pérdida de por lo menos un 25% del peso original.


Bulimia

En el caso de la bulimia, el consumo de alimento se hace en forma de atracón, durante el cual se ingiere una gran cantidad de alimento con la sensación de pérdida de control. Estos episodios de voracidad van seguidos de un fuerte sentimiento de culpa, por lo que se recurre a medidas compensatorias inadecuadas, como la autoinducción del vómito, el consumo abusivo de laxantes, diuréticos o enemas, el ejercicio excesivo y el ayuno prolongado. La compulsión para comer se presenta mediante el síntoma del atracón sin la conducta compensatoria. De ahí que sea común el sobrepeso en quien lo padece.

Algunos de los síntomas son:

Comer en un corto periodo de tiempo una gran cantidad de alimentos.

Descontrol de la alimentación durante el episodio.

Promedio de dos episodios de voracidad semanales durante tres meses.

Autoevaluación indebidamente influida por la forma y el peso corporales.

Vómitos auto-inducidos, laxantes, diuréticos.

Ayuno, ejercicios físicos extenuantes.


Vigorexia

Es un trastorno en el cual una persona constantemente se preocupa por parecer demasiado pequeña y débil. Aquellos con vigorexia sufren el problema opuesto de alguien con necesidad de tratamiento de la anorexia. Otros nombres comunes para vigorexia incluyen dismorfia muscular y anorexia inversa. Las personas con este trastorno no son débiles o subdesarrollados, en absoluto, por lo general tiene gran masa muscular. Esta enfermedad es más común en los hombres.

Este trastorno es una forma de trastorno dismórfico corporal y se relaciona con el trastorno obsesivo compulsivo. Las personas con dismorfia muscular constantemente se obsesionan con sus imperfecciones, y distorsionan su percepción de sí mismas. La insuficiencia sentida por las personas con vigorexia afecta a numerosos ámbitos de la vida, que van desde las relaciones personales a la salud física y emocional. Esta insatisfacción con la imagen corporal es común en las personas con trastornos de la alimentación.

Algunos síntomas es un programa de duro entrenamiento que se centra en el levantamiento de pesas con el objetivo de agrandar los músculos.

Hay algunos factores posibles de riesgo que contribuyen a la vigorexia: la intimidación y burlas durante el período escolar, el perfeccionismo, etc.

Los problemas que puedan surgir son el daño de músculos y articulaciones, depresión, efectos peligrosos de los esteroides, etc.


Un 40% de las personas anoréxicas se curan, el 1% y el 3% mueren por desnutrición, suicidio o fallo cardiaco, las restantes (57%) no logran salir nunca.

Uno de cada cuatro anuncios que llegan a un público femenino invita de alguna manera a la mujer, a perder peso.

Estudios han demostrado que en las personas con anorexia aparece una disminución de materia gris en el cerebro y un aumento del volumen de líquido cefalorraquídeo.

Universidades de Texas y Iowa en Estados Unidos han descubierto dos mutaciones genéticas que parecen tener relación con un mayor riesgo de desarrollar trastornos de alimentación, dicho descubrimiento indica que estos trastornos alimenticios pudieran tener un componente hereditario, lo cual cambiaría la forma de aproximarnos a esas enfermedades.

Las personas que nacen en primavera, concretamente entre el mes de marzo y junio son más propensas a padecer anorexia.


CENTROS DE APOYO


Comenzar de Nuevo, A.C.
Vasconcelos No. 398 Oriente
Col. del Valle
San Pedro Garza García, 66220
Tel. 8129 4683


Referencias

http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/documentos/guiatrastornos.pdf
http://comenzardenuevo.org/desordenes-alimenticios.aspx
http://vigorexia.org
http://bienestar.salud180.com/salud-dia-dia/4-datos-que-no-conocias-de-la-anorexia